Páginas

domingo, noviembre 12, 2017

Peacemaker and Open Hand



 Escena I 

El capitán Roberston cerró los ojos un instante. El murmullo le recordó a su infancia cuando jugaba en las orillas del rio Avon. Hacia casi un año que había salido de Bristol con su regimiento.

En su pensamiento estaban aún las órdenes que Lord Campbell le había dado hacia un par de semanas. Debía ayudar a las tropas leales a restablecer el orden en la orilla este del Misisipí y sofocar con mano dura los focos rebeldes.

Hacía días que había partido de Fort Detroit, con un puñado de hombres y una buena cantidad de víveres. Sus aliados indios les habían informado que los rebeldes habían tomado varios asentamientos y se estaban haciendo fuertes en Lousville. Recordaba que su superior le había informado que había un pequeño puesto comercial sobre el rio Ohio, King George Post, también debía asegurarlo pues podía ser la puerta para la llegada de suministros y refuerzos en caso necesario.
 
Tras pasar la noche con una partida de indios Shanwee aliados, y tras el oportuno reparto de regalos, estos le informaron que en las cercanías había acampado una partida de indios lliwes, y que sería bueno entablar relaciones con ellos, para forjar una alianza. Estos indios parecían no estar dispuestos a forjar alianzas y ayudar a su majestad a recuperar el orden en estas tierras.

Así tras una larga caminata, acompañado de seis de sus hombres, llegó a un pequeño lago donde vio a varios indios acampados. También vio como una silueta vestido de forma europea se acercaba.
-          Bon jour, ….- poco más logro entender, creyó entender que su nombre era Guy Breassau y por sus pintas pensó que era un trampero.

Tras hacerle un cortes gesto con su sombrero el capitán siguió caminado en busca del jefe de aquellos indios.

Pronto vio a los primeros indios que lo miraron con recelo, los intentos de entablar conversación no fueron muy fructíferos hasta que se encontró con el joven Abooksigun (Gato Salvaje), que tras recibir una serie de baratijas por parte del inglés, decidió irse con él en busca de aventura.


Mientras seguían avanzado hacia el centro del campamento indio vieron a un trampero que llevaba una mujer maniatada, el oficial ingles vio que tenía rasgos europeos, por lo que decidió acercarse. 

Ella empezó a pedir socorro, y cuando el trampero la golpeo, el honor del oficial ingles actuó, increpando al trampero y soltándole un fuerte puñetazo que lo derribo.

En ese momento acudió Guy, que le explico que era un “regalo” para el jefe indio pero que por un cantidad de oro, podría liberarla. Le explico en un inglés muy sencillo, y con la ayuda la mímica, que su padre tenía una deuda con el trampero y que se la había dado para que le perdonara. La mujer aterrorizada no era capaz de hablar. 


 El oficial saco una bolsa con unas pepitas de oro, y se la lanzo al francés. EL trampero miro la bolsa saco las pepitas y se dio por satisfecho liberando a la mujer.

El que no estaba tan satisfecho era el jefe indio, tras ver delante de sus narices que se queda sin su regalo, el inglés intento convencerlo que eran amigos, y le ofreció unas baratijas, pero el indio pensativo, le ordenó que abandonara sus tierras que no quería hacer tratos con él.
Guy tampoco fue capaz de firmar un acuerdo comercial. 


Escena II
El oficial pensó que lo mejor era alejarse del campamento indio lo antes posible. El ambiente parecía hostil y no quería exponerse a un ataque indio mientras descansaban. Abooksigun aconsejo dirigirse hacia el este y huir por el rio, conocedor del carácter del jefe indio sabría que mandaría hombres a recuperar su regalo. 


Un disparo sonó desde las sombras impactando una bala sobre en una de las piernas de soldado Smith, los indios habían llegado. El oficial dio rápidamente la orden de mover a sus hombres, el rio estaba cerca.


Desde las sombras aparecieron fogonazos que indicaban que estaban sufriendo una emboscada, por suerte los disparos erraban uno tras otro.  


 Detrás de ellos apareció el gran jefe Timakowa que acabo con la vida de uno de los soldados que s ehabia rezagado, el oficial entendio que debía salir de  allí lo antes posible y volvió a ordenar a sus hombres avnzar el bosque se convirtió en una carnicería, por suerte para los ingleses, había muchos hombres heridos pero no había caído ninguno. 


 -¡A las canoas!, todos los hombres empezaron a embarcar, y del bosque surgio Timakowa acabando con la vida de otro soldado ingles.
 
Y las canoas se alejaron por el rio, bajo la mirada de odio del jefe indio que se dedicaba a cortar la cabellera del soldado muerto.
 

Puntos
Partida de indios Illiwek
Puntos de Experiencia-7
Puntos de  reputación - 10

Ejercito Ingles.
Puntos de Experiencia -16
Puntos de reputación – 36

Los tramperos de Guy Broseau
Puntos de Experiencia- 6
Puntos de Reputación -4

No hay comentarios:

Publicar un comentario